12.11.08

Violencia cotidiana

La sociedad actual avanza de modo vertiginoso: tecnología, sexualidad, cada vez parece que los niños aprenden estos conceptos desde más pequeños y se le da poca importancia a la cantidad de información a la que ellos están expuestos (en realidad los medios nos están saturando a todos , pero los niños asimilan los datos de otra manera al no tener un criterio formado) y del mismo modo en que aprenden muchos conceptos más rápido, se están iniciando en diferentes situaciones en etapas cada vez más precoces, incluyendo lo que tiene relación con el delinquir y la violencia.

Es claro que la incursión de menores en delitos tiene variadas causas dentro de las que destaca el factor educación como una de las más importantes, así como también existe una tesis de que los narcotraficantes usan niños como "soldados" pagandoles con drogas y aprovechandose de que las condenas para los niños son muy bajas en comparación con los adultos, pero al aparecer la Ley de responsabilidad penal adolescente que ya condena desde los 15 años, han debido buscar niños menores a ese límite para evadir las represalias legales contra ellos. Sin embargo, para este artículo me quiero centrar en el tema de la violencia, porque creo que no sólo se producen más casos últimamente, sino que hay una cierta pasividad en recibir estos hechos.

Al respecto, cito el siguiente párrafo del libro No es país para viejos, de Cormac McCarthy: "unos maestros encontraron de casualidad una encuesta que enviaron en los años treinta a varias escuelas del país. Incluía un cuestionario sobre cuáles eran eran los problemas de la enseñanza en las escuelas. Y encontraron unos formularios que habían enviado desde varios puntos del país respondiendo estas preguntas. Y los mayores problemas mencionados eran cosas como hablar en clase y correr por los pasillos. Mascar chicle. Copiar los deberes. Cosas por el estilo. Cogieron uno de los impresos que estaba en blanco, hicieron fotocopias y los volvieron a enviar a las mismas escuelas. Cuarenta años después. Y he aquí las respuestas. Violación, incendio premeditado, asesinato. Drogas. Suicidio. Me puse a pensar en eso. Porque la mayoría de las veces cuando digo que el mundo se está yendo al infierno la gente simplemente sonríe y me dice que me estoy haciendo viejo. Que ese es uno de los síntomas. Pero yo lo que creo es que cualquiera que no vea la diferencia entre violar y asesinar gente y mascar chicle tiene un problema mucho mayor que el que tengo yo".

Es triste darse cuenta que el umbral de aceptación de la violencia en nuestra sociedad ha ido ascendiendo. Ya no sorprende que niños de 12 años participen en asaltos o que ocurra un nuevo femicidio y esto no se produce simplemente por la linea editorial de algunos noticieros que exacerban la violencia, según decía el ministro Vidal hace algunos meses. Hay una realidad que no se quiere enfrentar. Sin ir más lejos, el día jueves 23 de octubre apareció esta noticia en el diario La Segunda en donde cuentan sobre dos niños, de 9 y 13 años, que forman parte de la banda del "Garra" de 15 años y participaron en dos asaltos. Una vez en los tribunales, dan las siguientes declaraciones : "No fue nada de planificado, llegamos, saltamos la pandereta y entramos. No estábamos armados, sólo teníamos cuchillos...", "(queríamos) tener plata y poder ir a jugar a las máquinas o comer Mc Donalds en el mall". Estos niños hicieron lo que hicieron de una manera que a ellos les parece natural, para nada menos que para ir a "jugar a los videos" o comerse una cajita feliz...

El año pasado apareció este reportaje en la "Zona de contacto", en donde ya llamaba la atención la frecuencia con que los niños comenzaban a incurrir en delitos y actos de violencia. La nota es muy buena y el periodista compartió varios días con estos jóvenes de Villa Francia que tienen una particular manera de generar "respeto".

Además, en Estados Unidos, uno de los inventos que fue considerado como una gran innovación durante el año pasado son las mochilas antibalas, en cuyo sitio web se publicita su uso haciendo notar los siguientes hechos en la sección "about us":

- Aproximadamente hay un tiroteo escolar por semana desde 1999
- Más de 229 personas han muerto en esos incidentes y más de 422 han resultado heridas.
- Cuesta menos que un iPod
- Mochilas para todas las edades en muchos estilos y colores.

Variedad de coloresMochilas antibalas versión hágalo ud. mismo

Además han agregado recientemente la frase "Random violence happens, don't be a victim" (La violencia al azar sucede, no sea una víctima). Convengamos en que es negocio para esta gente el hecho de generar inseguridad en las personas, pero no es menor que sean consideradas un invento muy útil.

Creo que sería muy triste tener que llegar a esto, pero para que no suceda no debemos perder la capacidad de asombro ante la violencia infantil. Como sociedad, no debemos acostumbrarnos a convivir con situaciones que no son normales y es muy importante que la capacidad de estar alerta se desarrolle dentro de las familias. No esperemos a que los hijos terminen diciendo "mi papá me pega lo normal". Debemos hacer algo al respecto... se lo debemos a los niños.

PD: En un próximo artículo me referiré a algunas cosas que creo que se debiesen hacer para combatir esto.

11.11.08

Radiohead en Chile

Por fin!!!!!!!!!!!

Radiohead en Chile, confirmado absolutamente en la página oficial, la banda más influyente de los últimos tiempos viene para presentarse en el estadio San Carlos de Apoquindo el día 27 de marzo de 2009. De todos modos las entradas no están baratas (entre $27.500 y $ 77.000 sin considerar el descuento para las 12.000 primeras), pero las más caras tampoco llegan a los valores que han tenido los recitales de otros artistas de paso reciente por nuestro país como Madonna, Queen, Kylie Minouge o hasta Luis Miguel. Igual espero poder comprar mi entrada a golden circle....

Mientras espero, dejo un link al canal de radiohead en YouTube y este video del festival Lollapalooza en Gringolandia.





Actualización:
Después de 4 horas y media de fila y varios sustos por pensar que no ibamos a alcanzar a comprar logré la hazaña y pude irme para la casa con mis entradas para el megaevento del 2009... y a la salida de Ripley, a tomarse unos pitchers con unos compañeros de fila. Pura buena onda, en cualquier momento la hacemos de nuevo.

21.10.08

Delirio fotográfico

Como espero ir actualizando cada vez más seguido, aunque las reflexiones más extensas se demoren en aparecer, voy a ir agregando también algunas de las fotos que he tomado... por ahora, la última:

Y finalmente, a propósito de fotos, comenzaron ya algunas actividades de FotoAmérica 2008, como la exposición de Chuck Close a la que espero ir pronto...

24.9.08

Ceci n'est pas l'amour

René Magritte, famoso pintor belga, creó una obra de arte llamada La traición de las imágenes en donde aparece el dibujo de una pipa con la siguiente frase debajo: "Ceci n'est pas une pipe" (Esto no es una pipa).


Esta frase, que a priori puede parecer desconcertante, aparece muy bien explicada en este artículo en donde se comenta la intención de Magritte: mostrar que ni las palabras ni las imágenes pueden reflejar al objeto real. Si esto es así, y no podemos sino representar vagamente las cosas mencionandolas, entonces ¿qué nos queda para los sentimientos? ¿cómo podemos referirnos a ellos? ¿Es posible que en cada momento exista una única palabra que pueda representar lo que sentimos?

En la monumental novela Middlesex, de Jeffrey Eugenides, el (¿la?) protagonista tiene la siguiente reflexión: “Según mi experiencia, las emociones no pueden describirse con una sola palabra. “Tristeza”, “alegría”, “remordimiento”, esos términos no me dicen nada. La mejor prueba de que el lenguaje es patriarcal es que simplifica demasiado los sentimientos. Me gustaría tener a mi disposición emociones híbridas, complejas, construcciones germánicas encadenadas, como la “felicidad presente en la desgracia”. O esta otra: “la decepción de acostarse con las propias fantasías”. Me gustaría mostrar la relación entre “el presentimiento de la muerte suscitada por los ancianos de la familia”. Me gustaría hablar de “la tristeza inspirada por los restaurantes malogrados”, así como de “la emoción de conseguir un minibar”. Nunca he encontrado palabras adecuadas para describir mi propia vida, y ahora que ya he entrado en mi historia es cuando más las necesito. Ya no me puedo quedar sentado a ver lo que pasa. A partir de ahora, todo lo que cuente estará teñido de la experiencia subjetiva de formar parte de los acontecimientos…”.

Yo pienso del mismo modo, creo que a veces no podemos expresar lo que sentimos mediante un solo concepto; sin embargo, parece ser que hay sentimientos más fáciles de definir que otros, por ejemplo, me da la impresión de que podemos estar todos más o menos de acuerdo en lo que es el odio, pero no es así respecto del amor.

Recuerdo haber leído una columna en una revista en que el autor hacía una reflexión muy interesante entre la diferencia de los conceptos amor y love y de cómo éstos se reflejan en las palabras, haciendo notar que en nuestro idioma la palabra amor pareciera tener un uso restringido en muchas ocasiones: Decir "Te amo" es todo un paso en una relación, es como si hubiese un límite hasta el cual se dice "te quiero" y a partir del que se dice "te amo" con lo que se hace una distinción inmediatamente a partir del lenguaje. En cambio en el idioma inglés la frase "I love you" se puede interpretar como "te quiero" o "te amo" dependiendo del contexto o de lo que uno sienta, con lo que la frase se acerca más al sentimiento real y subjetivo.

De todos modos, me parece que el lenguaje nos limita para expresar los sentimientos; tengo un amigo que dice que "los amigos son de gestos" y yo creo que algo de eso hay, porque no siempre somos lo que decimos, pero sí somos lo que hacemos, y en el caso del amor sabemos que los gestos cariñosos y apasionados son los más claros para demostrarlo; sin embargo, la frase cliché reza: "quien te quiere te aporrea" o peor: "el amor duele" (otra que ha aparecido a propósito de los femicidios: "la maté porque la quería"). Entonces, ¿de qué estamos hablando?.

En el libro ¿De qué hablamos cuando hablamos de amor? de Raymond Carver, el cuento que le da el nombre al libro nos muestra dos parejas que conversan acerca de lo que significa el amor para ellos. Una de las protagonistas, Terri, recuerda que su pareja anterior la maltrataba: le decía "te quiero, te quiero zorra" mientras la arrastraba tomada de los tobillos al tiempo que su cabeza chocaba con el mobiliario; sin embargo, ella estaba convencida de que eso era amor. Mel, su actual pareja, está en absoluto desacuerdo, lo que los lleva a discutir bastante y nos lleva a preguntarnos si es posible que dos personas que, al parecer, entienden el amor de maneras tan distintas pueden estar juntas. Por otro lado, Nick y Laura, la otra pareja, sólo se dedica a hacer algunas acotaciones y pequeñas intervenciones respecto del tema, pero Carver nos muestra lo mucho que se aman a través de pequeños detalles y gestos mutuos.

Me parece que es demasiado difícil ponerse de acuerdo respecto de qué es amor para cada uno, pero Werther nos dice: "Lo que yo sé, cualquiera lo puede saber; pero mi corazón lo tengo yo solo", haciendo que el mero intento por definir el amor parezca absurdo.

Al final de esta divagación me quedan pocas certezas, pero la más importante se produce en el momento en que Catalina me dice: "Te amo, papá". Es un cuadro que para mí puede llevar perfectamente la leyenda: "C'est l'amour".

Link: Cuento de Raymond Carver. Este enlace es una comparación entre el texto original del cuento ¿De qué hablamos cuando hablamos de amor?, que originalmente se iba a llamar Beginners (Principiantes), y la versión final. No encontré en la web el cuento solo, sorry.

10.9.08

Criminales

Mientras espero el estreno de las adaptaciones cinematográficas de las novelas: La carretera de Cormac McCarthy y Asfixia de Chuck Palahniuk y gracias al gentil auspicio de Editorial Planeta, anoche fui a ver la pelicula “Los Crímenes de Oxford”, basada en la novela “Crímenes Imperceptibles” de Guillermo Martínez. La película en realidad no me pareció muy buena (como siempre el libro, que no he leído, debe ser mejor); sin embargo, y tal vez porque estoy un poco agripado, al terminar de ver la película tuve una ocurrencia: Hace poco estuve conversando con uno de mis cuñados sobre la teoría de los seis grados de separación, esta teoría postula que es posible relacionar a cualquier persona del planeta con otra mediante una cadena que no contenga más de 5 intermediarios.

A pesar de que esta teoría sólo se mantiene en el ámbito teórico y para algunos es casi una especie de leyenda urbana, se han llevado a cabo algunos experimentos de los cuales uno de los más conocidos es el Oráculo Bacon, que partió como un juego en donde había que relacionar a Kevin Bacon y un actor cualquiera mediante la menor cantidad de películas. Posteriormente, la Universidad de Virginia creó un sistema automatizado de este juego (utilizando la base de datos de IMDB) en donde podemos ver, por ejemplo, cuantos grados de separación (en películas) hay entre Kevin Bacon y Marcela Osorio.

En un post anterior escribí que creo que todos los días le cambiamos la vida a alguien, no necesariamente de una manera radical, pero sí en muchas ocasiones e inconscientemente participamos de las decisiones que otros toman. Si mezclamos la idea del efecto mariposa (dentro de un sistema complejo como nuestro día a día, pequeñas variaciones pueden hacer una gran diferencia) con la teoría de los seis grados los resultados pueden ser sorprendentes: De modo que si nuestros actos afectan nuestro entorno, sus consecuencias pueden ser tanto buenas como malas y, por lo tanto, es posible que sin quererlo (y sin ser siquiera conscientes de ello) hayamos sido culpables o cómplices de todo tipo de crímenes.

¿Cuántos crímenes imperceptibles hemos cometido ya, sólo por ser quienes somos? ¿Habrá alguna muerte implicada en nuestro círculo de influencias? ¿Seríamos realmente culpables de ser así?

PD: En realidad no soy tan grave, y no me tomo muy en serio (menos cuando escribo a la rápida y agripado).

30.1.08

A falta de inspiración propia, dejo un poema de un amigo por mientras...

Las Ganas
Cómo frenar las ganas perversas
de lanzarse en caída libre
desde el techo negro estrellado
hasta cielo verde brotado de césped
O un clavado a una mesa llena
de libros
que amarillean
destilando un licor de ámbar
De levantar sólo el pensamiento
mientras el cuerpo
se queda en la cama
sin saber de levantadas
ni de madrugada.

Cuando escriba más cosas en su blog voy a poner la dirección.