30.1.08

A falta de inspiración propia, dejo un poema de un amigo por mientras...

Las Ganas
Cómo frenar las ganas perversas
de lanzarse en caída libre
desde el techo negro estrellado
hasta cielo verde brotado de césped
O un clavado a una mesa llena
de libros
que amarillean
destilando un licor de ámbar
De levantar sólo el pensamiento
mientras el cuerpo
se queda en la cama
sin saber de levantadas
ni de madrugada.

Cuando escriba más cosas en su blog voy a poner la dirección.